Refresca tus tardes de verano con té helado

Refresca tus tardes de verano con té helado

por

393 posts

Disfruta de estas recetas con té blanco y rooibos.

Durante los días de altas temperaturas, no hay nada mejor que tomar un refresco. La bebida ideal es el té helado, o ice tea, pues es sano y muy agradable para la temporada.

Una buena opción es el té blanco es muy eficaz para depurar el organismo y es muy utilizado para bajar de peso, otra alternativa es el rooibos, que no contiene cafeína y también puedes preparar una infusión de berries.

La preparación del té frío es muy simple, sólo debes poner una bolsita de la variedad que más te guste en una jarra de 1 litro de agua helada y dejar que se infusione durante toda una noche, de lo contrario también puedes infusionar en agua caliente por 5 minutos y luego, agregar hielo.

A continuación te proponemos dos alternativas sencillas y deliciosas:

1. Té blanco con menta y limón 

Receta de chowhound.com 

Ingredientes

  • 1/2 taza de jugo de lima recién exprimido
  • Hielo
  • Un paquete de menta fresca
  • 1 limón cortado en cuñas

Instrucciones

  1. Colocar el agua en una olla mediana y dejar hervir a fuego alto. Retirar del fuego, agregar las bolsitas de té y la menta, cubra y deje reposar durante 10 minutos.
  2. Una vez que el té se haya remojado, desechar las bolsitas de té, agregar el azúcar y revolver hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Dejar enfriar a temperatura ambiente, luego colocar en el refrigerador para que se enfríe completamente.
  3. Cuando esté frío, agregar la menta y el jugo de limón. Servir sobre hieloy una rodaja de limón.

2. Rooibos y frambuesas

uprootkitchen.com

Receta de uprootkitchen.com 

Ingredientes

  • 2 bolsitas de té rooibos (o tu té negro favorito)
  • 1 cucharada de miel
  • 1 taza de frambuesas frescas o congeladas

Instrucciones

Concentrado de té rooibos:
  1. En una olla agregar 2 tazas de agua hirviendo a 2 bolsitas de té rooibos. Agregar una cucharada de miel y dejar que hierva durante 7-10 minutos y luego retirar las bolsas de té.
  2. Una vez remojado, puede detenerse en este paso y refrigerar el té como concentrado o agregar hielo para acelerar el enfriamiento.
Té helado de frambuesa rooibos:
  1. Para una porción, agregar ¼ taza de frambuesas congeladas en un vaso. Añadir una taza de hielo sobre las frambuesas y vierta ½ taza del concentrado de té rooibos en la parte superior.
  2. Agregar ½ taza extra de agua fría en la parte superior y revolver todo.
  3. Servir bien helado.