Cargando Video

Matías Muchnick, fundador de NotCo: “Lo que comemos nos está matando”

por

121 posts

La empresa chilena que desarrolla alimentos con ingredientes naturales a través de inteligencia artificial.

Hoy por hoy es muy común que las personas se interesen por conocer los ingredientes que contienen los productos que consumen, pero usualemente se encuentran con palabras extrañas o términos científicos.

Los consumidores están buscando alternativas para evitar ingerir alimentos que contengan compuestos químicos artificiales, y en lugar de eso prefieren opciones orgánicas y más saludables.

Hace un poco más de dos años surgió The Not Company, o NotCo, una innovadora compañía chilena que busca solucionar las problemáticas que afectan a la industria de los alimentos, de forma que sea más eficiente y sustentable, pero al mismo tiempo, relevar el aporte nutricional de los productos.

“Queremos crear una nueva manera de alimentarnos porque entendemos que si empezáramos de cero, tratando de encontrar la manera más eficiente de alimentar a las 7.1 billones de personas que habitan el planeta, la respuesta no sería con animales, la ciencia nos diría que hiciéramos algo distinto”, declaran en su sitio web.

Por ahora su producto estrella es la NotMayo, una mayonesa fabricada a base de garbanzos, pero que sabe igual a la versión casera. Por ahora producen 6,5 toneladas mensuales, se puede encontrar en los supermercados de Chile, pronto en el extranjero y ya están trabajando en nuevos sabores.

Conversamos con Matias Muchnick (29), uno de los fundadores  de The Not Company, quien nos comentó acerca de las dificultades de la industria alimentaria y de cómo la tecnología puede ayudar a superarlas

-¿Cómo nació The Not Company?

La manera en la que estamos haciendo los alimentos tiene un impacto en la salud humana y en el medioambiente es súper potente. Hoy día comemos lo que comemos porque nos hace feliz, pero lo que nos hace felices también nos está matando. A nivel mundial el uso de recursos para poder entregar la nutrición tanto a nivel calórico como proteico hoy día cuesta una cantidad de agua, electricidad y tierra gigantesca. Entonces nos preguntamos ¿podemos entregar la misma nutrición, sabor, colores, texturas que tanto nos gustan a los seres humanos, pero a partir de fuentes que use muchos menos recursos? Y la respuesta fue que sí.

-¿Cuál es su apuesta?

El gran desafío de la industria de los alimentos es entregar un alimento que la gente conozca, que lea la etiqueta y no tenga que ser Bioquímico para poder entender de qué está compuesto. Nosotros decidimos reemplazar todo los compuestos sintéticos o químicos por cosas naturales, muchos de esos componentes se encuentran en la naturaleza, entonces al final es cosa de buscarlos. No te digo que no es un desafío, pero al final se puede hacer que una mayonesa se mantenga en la góndola del supermercado sin tener que usar benzoato, solvatos. El consumidor hoy día quiere entender lo que está comiendo, al final el alimento es nuestra bencina del cuerpo. Si le metemos diesel es distinto a que funcione con 97 octanos. 

-Tal como dices actualmente son pocos los alimentos que no tienen aditivos o preservantes, ¿de qué manera la tecnología puede ayudar en esto?

Lo que estamos tratando de hacer es encontrar dentro de los datos a nivel molecular de un alimento y poder obtener las características del sabor, color, textura y aroma. A partir de esa información logramos hacer lo mismo pero con ingredientes vegetales. Generamos una plataforma tecnológica que usa inteligencia artificial, es un software que denominamos Giusseppe, que dice cómo podemos llegar a la misma estructura molecular de un alimento como la mayo pero solamente combinando plantas. El software lo que hace es ofrecerte recetas que los científicos prueban acá en la cocina y la idea es poder contrarrestar lo que está pensando el computador, con la parte sensorial. El computador va a aprendiendo y podemos reingresar datos para conseguir la receta exacta. Cuando lo ideamos era una metodología súper lineal, casi que una operación de optimización y al final aplicamos conceptos de astrofísica y machine learning (aprendizaje automático) en el área de la comida.

-¿Este emprendimiento está pensando sólo para veganos o vegetarianos, o para aquellas personas alérgicas a algunos alimentos?

Los veganos y los vegetarianos están haciendo su parte y eso está perfecto, son consumidores nuestros porque obviamente estamos respetando todo lo que ellos creen, pero no haríamos ningún cambio si estuviéramos tratando de cambiar la vida de los veganos solamente, el cambio tiene que venir  de la gente que está acostumbrada a comer “rico”, no digo que ellos no coman rico, pero la única manera de lograr un cambio de mentalidad es creando una experiencia idéntica a lo todas las personas están acostumbradas a comer o mejor, al mismo precio, y con beneficios de salud. Nosotros creemos que no trata sólo de que la etiqueta nutricional sea  mejor que el resto, sino que los productos  tengan el mismo precio porque además la gente está acostumbrada a encontrar productos saludables pero a precios ridículos. Estamos tratando de democratizar la comida saludable. No solo estamos atendiendo a un grupo de veganos/vegetarianos, sino que a toda la gente que quiere comer mejor. No queremos convertirnos en una alternativa, sino que en un reemplazo clave.

There's more to love… 󾬔󾬕❤️🤘🏼#vamoschile

Posted by The Not Company on Tuesday, September 6, 2016

-En cuanto al aspecto nutricional y a la experiencia de probar una mayonesa por ejemplo, ¿cómo escogen los ingredientes a utilizar?

Nuestro miedo siempre fue que la gente tomara este producto como algo medio frankesinteniano, pero al final la única manera de sacarse ese miedo es leer la etiqueta de los ingredientes, o sea nosotros no usamos nada que no sea natural, que esté aprobado, no aislamos, no hacemos cosas raras con los alimentos, solamente encontramos la combinación perfecta para poder generar una experiencia sensorial, está hecha con ingredientes vegetales, nada más que eso. La gente lo puede ver tanto en los ingredientes como también en nuestra imagen corporativa porque salen claros los ingredientes que usamos. La gente está consciente de que come mal y esa es una cosa que desde un multimillonario hasta un vagabundo sabe que algo terriblemente malo está pasando en la industria de los alimentos.