Adhana: Un referente de la comida consciente, sin preservantes, ni azúcar añadidos

por

124 posts

Si crees que comer saludable es difícil, tienes que conocer este lugar en Santiago de Chile que está rompiendo todos los mitos.

A la entrada una figura de Buda da la bienvenida, las paredes blancas, la luz natural que ingresa por el techo, las plantas y la decoración minimalista, pero acogedora, generan un ambiente agradable y una sensación de paz.

Este restaurant abrió hace unos 9 meses y se ha convertido en una referencia de la comida consciente, apta para vegetarianos y veganos, en la región Metropolitana.

Descubrí Adhana, un pequeño local ubicado en Providencia, Santiago, a través de redes sociales, pero quería comprobar si aquello que parecía tan bello a la vista, sería igual de placentero para el paladar y [spoiler alert], así fue.

Al comienzo fue concebido como take out, es decir, para llevar, pero que adaptó para que los clientes pudieran pasar un rato y disfrutar de la tranquilidad que ofrece el lugar.

Las preparaciones de Adhana se caracterizan por su aporte nutritivo real y combinar ingredientes saludables, orgánicos, libres de azúcar añadida, preservantes y lácteos.

Cada semana se modifica el menú (que es bien contundente) y se puede revisar a través de la web, Facebook o InstagramTanto frutas, como verduras, se preparan según la temporada, pues privilegian los productos 100% frescos.Probé el colorido Buddha bowl del día ($5.200), que tenía kimchi, una preparación coreana sazonada con diversas especies que es un poco picante, acelga con leche de coco, repollo morado, berenjenas asadas y arroz basmati, sobre una cama de hojas verdes  como mitsuna, berros y otros brotes. Delicioso.  Además, degusté dos de las hamburguesas que están en la carta, El Cielo Burger ($4.500) y la Adhana Spicy Burger ($4.500). Las tres utilizan la receta original de Adhana para crear una compacta y perfecta hamburguesa de porotos negros, quinoa, trozos de almendra y champiñones.La primera realmente era el cielo en cuanto a la combinación de sabores. Los vegetales salteados en su punto, brotes frescos, plata y crema de castaña de cajú, en pan de zapallo italiano con semillas de amapola.La segunda llevaba lechuga, palta, pepinillos, chucrut morado y salsa picante, servida en pan de betarraga. Era verdaderamente picante, pero para aquellos que tienen alta tolerancia a los sabores fuertes, es ideal.También cuentan con jugos prensados en frío ($4.400), o cold press, un método de extracción que no rompe la fibra de las frutas o verduras. Por ejemplo, está la Infusión Detox 1, en base de agua purificada, anís, hierba buena, diente de león y ortiga.

Después de toda esta comida, el postre fue un brownie raw, que se prepara crudo, con castañas de cajú europeas naturales, almendras, ágave, cacao orgánico, dátiles y frambuesas.

Este restaurante es la prueba tangible de que ser vegano, o vegetariano, es un estilo de vida y que es totalmente posible. No se pasa hambre, ni es un sufrimiento, si no todo lo contrario, te sientes liviano y con la consciencia limpia. Y no sólo eso, pues comer de una manera saludable, alejado de los aditivos artificiales, es más fácil de lo que nos hacen creer.

Sus dueños siempre están en el lugar para resolver dudas, o sólo para conversar. Tienen una pequeña biblioteca  y organizan talleres, o workshops, para compartir su conocimiento.

Horario: Desayunos de 9:00 a 11:30 horas, almuerzos de 12:30 a 15:30 horas.

Dónde: Pérez Valenzuela 1455, Providencia

Más información: www.adhana.cl