Depósito Cervecero Zapata: El primer growler station de Chile

por

35 posts

Cuenta con 20 líneas de llenado, 420 tipos de etiquetas y fabrican más de 1.200 litros mensuales en su propia planta.

En un galpón con tanta luz, que al entrar encandila los ojos, hay varios barriles puestos uno sobre otro. A la izquierda, a través de un vidrio, se ve una sala grande con unas ollas monumentales en donde cocinan más de 1.200 litros de cerveza por mes.

Más adelante, enfrente de una pizarra, una barra con un mesón de madera y tras él unas 20 palancas que esperan ser accionadas. Hacia el fondo, los murales de estilo mexicano decoran un pasillo con alrededor de 420 variedades diferentes de cervezas embotelladas.

Se trata del único lugar en Chile dónde puedes abastecerte de cerveza artesanal a granel, a través de un growler, concepto que se refiere a un envase especializado para el transporte de esta bebida, recientemente cumplió un año en julio.

El Depósito Cervecero Zapata, no sólo es una estación de abastecimiento de cerveza, sino también un espacio para dar a conocer la cultura cervecera y degustar los distintos estilos que existen.

Alexis Vásquez (32) y Emerson Hernández (38), tuvieron la idea de instalar un growler station y una tienda y abrir su propia fábrica de cerveza artesanal.

Panorama de la cerveza en Chile

Desde hace un tiempo los consumidores han comenzado a interesarse cada vez más por la cerveza artesanal, a indagar en los procesos de producción y los diferentes estilos.

“Me gusta hacer el paralelo de lo que pasó con el vino en los 90, antes solo había vino tinto y vino blanco. Después hubo una culturización y consumidor  empezó a pedir un cabernet, un syrah”, dice Alexis.

“Lo mismo está pasando con la cerveza ahora, la gente está empezando a pedir una IPA, una Pale Ale, una Stout, una Porter”, agrega.

En Chile ha habido una importante evolución en el mundo de la cerveza, Alexis identifica como los primeros cerveceros a Kross, Tübinger, Die M y Capital. Luego, a su juicio, vendría una segunda oleada, representada por marcas como Rothammer y Granizo.

Y más tarde, una tercera oleada de marcas como Moskito, Zigurat, Kudell y Jester, que se están atreviendo a experimentar con ingredientes poco comunes, como el ají.

“Se están alejando de los estilos clásicos, ya no están haciendo una Pale Ale, sino que una American Pale Ale con ají, o ya no están haciendo una Stout, sino que una Breakfast Stout, con café, o con vainilla”, dice.

Actualmente en la planta de producción embarrilaron una cerveza Golden Stout, que cuenta con todas las propiedades de una Stout, sin embargo, es de color claro, a diferencia de las Stout tradicionales que suelen ser muy oscuras.

“También tenemos una IPA que tiene siete lúpulos distintos. Queremos ver hasta dónde podemos llegar, qué cosa extraña le podemos poner, o sacar, a la cerveza y en base a eso ir mostrarle al cliente que las posibilidades no sólo son rubia, roja y negra”, dice.

Cultura cervecera

Los primeros días en que abrieron la tienda, algunos clientes se acercaban con botellas de bebida, o con garrafas de vino, pero la idea es adquirir el growler que se vende en local, que es de vidrio y debe salir sellado luego de que lo llenan.

Ahora, ese tema ya no es un conflicto y las personas cada vez se acercan con más confianza a aprender de temas como el amargor, los grados alcohólicos y el origen del lúpulo (que es uno de los ingredientes clave de la cerveza además de la cebada y el agua).

Para potenciar la cultura cervecera en Chile, el Depósito Cervecero se ha encargado de gestar una revolución y educar a las personas, pues todos los meses organizan catas para degustar los productos nuevos que reciben.

“Recién hicimos una cata de una cerveza holandesa de la que nos llegó 16 estilos diferentes. La recepción ha sido increíble, la gente está aprendiendo y ahora los cupos para los talleres duran uno o dos días”, dice.

Cerveza artesanal v/s cerveza industrial

La cerveza que se obtiene de manera artesanal, debe cumplir con los parámetros de estilo, nivel de amargor, rango de alcohol y color que definen a nivel internacional las guías Home Brothers Asociation y Beer Judge Certification (BJCP).

En estas guías se identifica a las variedades como la Indian Pale Ale (IPA), de color pálido y alto nivel de lúpulo; Pale Ale, clara y nivel medio de lúpulo; Porter, oscura, a base de malta, original de Gran Bretaña; American Pale Ale (APA), la versión americana de la Pale Ale y la Stout, similar a la Porter, pero más fuerte.

Además de estos tipos de cerveza artesanal, se encuentra la Light American Lager (LAL), que es el estilo de todas las cervezas industriales y se caracterizan por tener poco cuerpo, bajo grado de alcohol y amargor.

“Para mí no hay mucha diferencia entre las cervezas artesanales e industriales, no es un tema de procesos o volúmenes, porque Kross y Tübinger producen entre 15 mil a 20 mil litros mensuales. Desde un punto de vista romántico, la diferencia está en el respeto por el producto, en sumar y no en abaratar costos”, dice.

Dónde: Av. Manuel Antonio Matta 549, Santiago de Chile.

Horario: Lunes a sábado de 12:00 a 20:00 horas.