Los “sí” y los “no” de los alimentos para las embarazadas

Los “sí” y los “no” de los alimentos para las embarazadas

por

120 posts

El embarazo es una etapa donde se debe prestar atención a los alimentos para evitar complicaciones en la salud tanto de la mujer como del bebé que está por nacer. Aquí te dejamos un listado con los alimentos que debes consumir y los que debes evitar a toda costa.

Estar embarazada es un proceso que requiere cambios, en todo ámbito, principalmente en la comida. Si bien hay que descartar la idea de que “hay que comer por dos”– porque sólo vas a ganar kilos extras que después lamentarás de por vida- lo cierto es que hay que estar consciente que todo lo que se consume repercute en el bebé que está por nacer.

Además, hay que considerar ciertos problemas que aparecen en el embarazo, como la anemia, diabetes gestacional, presión alta, entre otros, que requieren una preocupación especial en cuanto a la preparación de los alimentos.

Para quienes están en la “dulce espera”, quieren evitar el sobrepeso y, además, entregar todos los nutrientes necesarios para sus bebés, te invitamos a revisar “los sí” y “los no” que toda embarazada debe seguir:

Los Sí

1.- Agua

© Natasha Kitchen

© Natasha Kitchen

El embarazo es una prueba extrema en el plano mental, físico y también hormonal, por lo que el vital elemento no puede faltar en tu dieta, principalmente en los meses más calurosos ya que se debe evitar la deshidratación.

Además, la piel sufre las consecuencias ya que se va estirando en distintas partes del cuerpo-principalmente en la barriga- y por esto es importante de que te hidrates tanto por fuera, con cremas hidratantes, como por dentro a través del agua.

Por lo tanto, si antes la cantidad de agua para una persona normal es beber seis a ocho vasos diarios, en el embarazo se recomienda beber unos ocho a doce vasos.

2.- Verduras

(CC) Pixabay// EvolvingScenes

(CC) Pixabay// EvolvingScenes

Para quienes tienen anemia o también para las embarazadas que están más fatigadas, una buena opción son los vegetales como la espinaca, el brócoli, la lechuga, remolacha, apio, zanahoria y la col rizada.

Estos vegetales lleno de color y sabor son ricos en vitamina B-12 y ácido fólico, lo que permite el desarrollo del feto. Lo puedes preparar en ensaladas con alguna proteína o también los puedes preparar en jugos.

Así que si te sientes cansada, fatigada o sientes que tu bebé se mueve poco, prepara una ensalada con estos vegetales en vez de ir a comer dulces o chocolates.

3.-Legumbres

http://caminoverde.com.uy/

http://caminoverde.com.uy/

Al igual que las verduras, las legumbres son una excelente fuente de ácido fólico fundamental  para la salud de la madre y del bebé. Así que si estás embarazada, este es el momento ideal para preparar lentejas, frijoles o porotos, garbanzos, habas, entre otros.

También los frutos secos son una buena opción para comer entre las comidas. Los más beneficiosos para la salud en esta etapa de la mujer son las almendras y el maní.

4.-Leche y lácteos

© elmanana.com.mx

© elmanana.com.mx

Como el cuerpo de la mujer está trabajando a mil por hora, se necesita una alimentación más completa que contenga los nutrientes para evitar complicaciones, y la leche es una de ellas.

Sin embargo, los nutricionistas recomiendan consumir  leche descremada o semidescremada, ya que la leche entera contiene grasas saturadas, lo cual no es buena para tu corazón ni para la salud en general.

Durante el embarazo, se recomienda beber tres vasos de leche descremada todos los días. Si no te gusta mucho la leche, puede consumir otros alimentos ricos en calcio, como el yogur, queso, verduras de hojas verde oscuro, almendras y jugo de naranja enriquecido con calcio.

Para las embarazadas veganas, una excelente alternativa  es la leche de soya y la leche de almendras.

5.- Frutas

(CC) Pixabay// MarcoRoosink

(CC) Pixabay// MarcoRoosink

Este es el momento ideal para comer todas las frutas que quieras. Sin embargo, las manzanas y los tomates son los más recomendados por los especialistas ya que son nutritivas, fáciles de comer y, principalmente, son ricas en hierro. La palta o aguacate también es una muy buena  fuente de ácido fólico.

Otras frutas ricas en hierro son las bananas o plátanos, uvas,  higos, pasas y todos los cítricos como las ciruelas, el limón, la naranja, el pomelo y las uvas.

Si además sufres de calambres producto de tu estado, el plátano es ideal para que lo consumas todos los días.

Los No

1.- Bebidas estimulantes

(cc) Linh H. Nguyen |Flickr

(cc) Linh H. Nguyen |Flickr

Todas las bebidas que contienen cafeína con el café, té, bebidas energéticas y las llamadas “bebidas cola”, perjudican tu salud y la del bebé, principalmente aquellas mujeres que están con presión alta.

Además, hay que tener cuidado con otros alimentos que tienen cafeína, como el helado a base de café y algunos chocolates.

También hay que tener cuidado con los leche cruda o el queso sin pasteurizar. 

2.- Pescados crudos

(CC) Pixabay// dangquocbuu

(CC) Pixabay// dangquocbuu

Para las amantes del sushi y del ceviche esta es una mala noticia. No debes consumir ningún tipo de pescado o marisco que esté crudo a medio cocinar ya que puedes padecer alguna infección o bacteria que no fue eliminada durante el proceso de cocción.

Lo mismo se aplica al pollo y a las carnes rojas.

3.- Alcohol

(cc) eflon |Flickr

(cc) eflon |Flickr

Hay diversos estudios que han demostrado los efectos del consumo del alcohol en la salud de las mujeres y, principalmente, del feto que está en gestación.

Dependiendo de la cantidad que se ingiera, existe el riesgo de que se produzcan una serie de defectos congénitos, como por ejemplo, el “Síndrome Fetal Alcohólico”, que se refiere a problemas físicos, mentales y de crecimiento del bebé.

4.- Embutidos y fiambres

(CC) Pixabay// JuanitaClarke

(CC) Pixabay// JuanitaClarke

Al igual que las carnes crudas, hay que evitarlos durante esta etapa debido su alto contenido en grasas y porque puede contener toxoplasmosis, una enfermedad causada por protozoos que se presenta en diversos mamíferos, aves y reptiles.

5.- Sal

© cardiosmart.org

© cardiosmart.org

Si bien se puede consumir sal durante el embarazo, hay que tener cierta precaución en el embarazo, principalmente en las mujeres con presión alta, con sobrepeso y a quienes están sufriendo con la acumulación de líquidos.

Además de eliminar el salero de las mesas, se deben evitar los alimentos envasados, ya sean estos dulces o salados. Siempre preferir lo natural.