3 alternativas saludables a las papas a la francesa

por

137 posts

Un poco de variedad más saludable no nos viene mal de vez en cuando.

Las papas a la francesa son el clásico acompañante de la hamburguesa. Sea de esas tapa arterias o las más saludables opciones, siempre pensamos en papas a la francesa. La elaboración de estas papas requieren mucho aceite, a veces se bañan, nadan en aceite. No niego que son una delicia, sin embargo, tenemos la opción de variar un poco el acompañamiento de nuestra hamburguesa.

Hoy tengo para ustedes una selección de 3 alternativas saludables, en lugar de las papas a la francesa. Pueden acompañar a la hamburguesa o, bien, prepararlas como botana para pasar una rica tarde de películas.

Fritura de kale

Ingredientes

  •  col rizada, berza o kale
  • aceite de oliva
  • sal de mar

Preparación
Lava las hojas de kale y deja secar bien, bien. Colócalas en una charola para hornear. Agrega un toque de aceite de oliva y sal de mar bien triturada. Llevalo al horno a 200ºC por 4 minutos. Vigila mientras se hornea; cuando veas las orillas en color marrón, es hora de retirar el kale del horno.

Camotes al curry


Ingredientes

  • 2-3 camotes amarillos
  • 2 cditas curry en polvo
  • 1/2 cdita sal de mar
  • 1 cda ajo picado
  • 1 cda aceite de oliva

Preparación
Lava y pela los camotes. Córtalos, considerando que queden del mismo grosor — para facilitar la cocción —.
Coloca los gajos en un recipiente y agrega el resto de los ingredientes. Revuelve bien (con las manos, mucho mejor). Deja macerar 30 minutos. En un sartén bien caliente, cocina los camotes. No necesitas más aceite, con el que tienen es suficiente.

Polenta a las hierbas


Ingredientes

  •  3 1/4 tazas de agua fría
  •  1 taza de polenta
  •  1 cdita de salvia picada
  •  1 cdita de romero picado
  •  1/2 taza de queso parmigiano-reggiano
  •  2 cdas de mantequilla sin sal, cortada en trozos
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación
En un molde para hornear pasa un poco de aceite de oliva, que quede engrasado. Aparta. En una cacerola coloca el agua, la polenta, 3/4 cucharadita de sal. Cocina a fuego medio, revolviendo. Reduce a fugo medio-bajo y siga revolviendo hasta que la polenta comienza a separarse de los lados — puede tomar 15 minutos —. Agrega el queso y la mantequilla, mezcla incorporando todo. Pasa la polenta al molde de hornear; extiende de manera uniforme con una espátula. Deja enfriar, sin tapar, por 45 minutos. Desmolda la polenta y corta en gajos. Precalienta el horno a 230ºC. Toma una hoja para hornear y unta aceite. Coloca los gajos de polenta y hornea por 20 minutos o hasta que estén dorados. Rcomendación: revisa cada tanto.

 

Link: Two Take Two | Oh my veggies | Epicurious
Foto: Stacy Spensley (Flickr) / (cc) by | Carlos Scheidegger (Flickr) / (cc) by-sa | Jennifer (Flick) / (cc) by