Estudio reveló que los hipertensos pueden beber cerveza

por

20 posts

Esto se debe a su baja concentración de sodio, lo que permite que quienes sufran de esta enfermedad no dejen de disfrutar de esta bebida.

Si sufres de hipertensión y te gusta la cerveza, te tenemos una buena noticia. Es que un consumo moderado de esta bebida no está contraindicado para quienes sufren este problema de salud, según un estudio elaborado por la Asociación de la Sociedad Española de Hipertensión y el Centro de Información Cerveza y Salud.

“Se entiende por consumo moderado de cerveza beber entre dos y tres cañas (vasos) diarias para los hombres, y una o dos cañas al día en el caso de las mujeres”, explicó José Antonio García Donaire, médico de la Unidad de Hipertensión Arterial del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

El galeno confesó que la cerveza tiene una baja concentración de sodio, lo que no perjudica las dietas que siguen los pacientes con hipertensión arterial. Este trastorno tiene un riesgo cardiovascular y se suma a que “muchos pacientes no acuden a las consultas para conocer su presión arterial”, comentó García Donaire.

“El riesgo cardiovascular es más elevado en aquellos pacientes hipertensos abstemios que en los que presentan un consumo moderado de cerveza”, agregó. Lo importante es tener en cuenta, como se mencionó anteriormente, que el consumo debe ser moderado.

Algunos beneficios más de la cerveza comentados por García Donaire:

1. Tiene un elevado porcentaje de agua, en torno a un 92 %, lo que ayuda a la hidratación del paciente.

2. El volumen de alcohol presente en la cerveza es tan bajo que, con un consumo responsable y acompañado de las comidas, no produce un efecto de deshidratación.

3. Posee un alto nivel de potasio, un mineral que se encuentra incluido en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la reducción del riesgo cardiovascular.

4. El contenido de dos botellines de cerveza (330 cc) supone el 12 % de las necesidades diarias recomendadas de ácido fólico en personas adultas.

5. Aporta minerales, como el magnesio, además de ser rica en antioxidantes, lo que que se relacionan con la “prevención de factores de riesgo en enfermedades crónicas”.

Fuente: La Razón