La carne de cerdo con sus mitos y verdades

Se suele pensar que este comida contiene demasiada grasa. Es una de las mentiras que te aclaramos para que no mires de lejos este alimento y lo consumas con tu familia más a menudo.

La carne de cerdo destaca por su exquisito sabor, sus múltiples preparaciones y por ser una gran fuente de proteínas en nuestra dieta. Sin embargo, por mucho tiempo ha primado la idea de que su consumo se relega solo a ocasiones especiales, ya que las personas suelen considerarlo un alimento altamente graso e incompatible con una alimentación saludable.

¿Quieres saber si esta creencia es cierta? A continuación te presentamos los principales mitos y verdades sobre este sabroso y versátil alimento:

Mito 1: La carne de cerdo contiene demasiada grasa.

Verdad: Esta afirmación es falsa, ya que con los avances en las técnicas de alimentación y cuidado de la genética, los productores actualmente ofrecen una carne de cerdo 15% más magra y la grasa saturada se ha reducido alrededor del 30%.

Otro factor a considerar es que dependiendo el tipo de corte y su preparación variará la cantidad de grasa en la carne de cerdo. Existen cortes más magros como el filete de cerdo y el lomo que pueden ser muy sabrosos, beneficiosos para tu salud y bajos en colesterol.

Mito 2: La carne de vacuno es más saludable que la carne de cerdo.

Verdad: Esta es otra afirmación de dudosa credibilidad, ya que la carne de cerdo aporta un 60% de grasas insaturadas beneficiosas para nuestro organismo, mientras que la carne de vaca tiene un 55% de ellas y el cordero un 47 %.

Además es una excelente fuente de vitaminas del complejo B (tiamina, riboflavina, vitamina B6 y 1312) y minerales (calcio, fósforo, cinc y hierro). También tiene un alto porcentaje de potasio que ayuda a regular los niveles de sodio que aumentan la retención de líquidos en el cuerpo.

Mito 3: La grasa de la carne de cerdo se puede eliminar retirando la piel.

Verdad: Esta afirmación es verdadera, ya que el 70% de la grasa de la carne de cerdo está localizada debajo de su piel (tocino) y apenas un 30% se aloja en el resto del cuerpo. En el interior de los músculos encontramos apenas entre el 1,1 a 2,4% del total de la grasa, por lo tanto puedes retirar la piel y disfrutar de un exquisito y saludable plato.

Conociendo todos estos mitos y verdades, ahora puedes incluir a la carne de cerdo dentro de tu lista de alimentos saludables y considerar sus múltiples beneficios para tu salud.

Te recomendamos consumirla entre 1 y 2 veces por semana y podrás disfrutar de un alimento rico en proteínas que te dará la energía suficiente para rendir en todas tus labores diarias.

Fuente: Vitonica

Foto: Stuartwebster (cc Flickr)

powered byDisqus