Para los dulceros: 5 secretos de repostería

Para lograr que tu torta o queque quede perfecto, incorpora estos cinco importantes consejos a la hora de hornearlos.

La repostería es una ciencia exacta. En verdad, para lograr ese bizcocho o queque esponjoso y húmedo o la torta o galleta perfecta, hay que estar atento a las cantidades, temperaturas y tiempos de cocción exactos. Acá te dejamos cinco tips fundamentales para que tus incursiones gastronómicas tengan éxito.

1. Los ingredientes a temperatura ambiente

Para lograr un resultado más esponjoso, no olvides sacar los huevos, la mantequilla o los productos lácteos que vayas a usar por lo menos un par de horas antes del refrigerador. Así mismo, no es aconsejable derretir la mantequilla en el microondas, a menos que se especifique en la receta.

2. Siempre precalentar el horno

Lo aconsejable es que antes de meter tu torta, pie o queque al horno, éste haya estado prendido hace 20 o 30 minutos. Si el recipiente es grande, de unos 15 centímetro de diámetro, para que la cocción sea uniforme hay que hornear a 180ºC. Si es aún más grande, de unos 25 centímetros de diámetro, se recomienda unos 160ºC.

3. No olvides engrasar la superficie

Para que no se peguen las galletas o tortas al momento de sacarlos de la lata o fuente, lo mejor es engrasar con mantequilla la superficie, para esto utiliza el mismo papel del envase. Luego de enmantequillar, enharina y pon la fuente unos minutos al refrigerador.

4. Potencia el sabor de los ingredientes

Hace un tiempo te contábamos que el secreto de muchos postres era un toque de sal. Agrega una pizca de sal a tus preparaciones para elevar el sabor de tus ingredientes dulces.

5. Hornea el tiempo justo, ni más ni menos

Esta es una de las variables más importantes de controlar en repostería, el tiempo de cocción. No olvides anotar la hora en que empezaste a hornear o utiliza un timer para ser más exacto y no equivocarte. Utiliza la luz del horno, para no estar abriendo y cerrando la tapa.

¿Cómo saber cuando está listo? Aquí te dejamos tres formas de saberlo. Tu pastel se debe haber separado ligeramente de los bordes del molde, si lo presionas con una cuchara, recobra su forma rápidamente y si insertas un cuchillo o palito, éste sale limpio.

 

Fuente: "Cinco trucos para hornear la torta perfecta" (El Comercio)

powered byDisqus