Regalos gastronómicos para el Día de San Valentín

Ideas para regalar el día de los enamorados. Detalles gastronómicos para el Día de San Valentín. Deslumbra a tu pareja.

San Valentín, el día de los enamorados, ya está aquí. Faltan muy pocos días, tantos como tres días. Es probable que todavía alguno ande detrás de preparar la sopresa, unos porque sea vuestro primer año, otros porque llevéis muchos años juntos, puede que las ideas se os queden cortas y no sepáis bien qué regalar. Así que hoy os damos algunas ideas gastronómicas para regalar en San Valentín.

Y es que este día se celebra en nombre de un sacerdote, San Valentín, del siglo III ejercía en Roma. Quien decidió desafiar una norma del Emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes. El sacerdote celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados).

Aunque es cierto que hoy en día la festividad se ha transformado en algo más comercial, aunque en cada país es diferente. Y tal vez nuestra primera idea sea del cómo se celebra en Japón. Allí se celebran dos días de los enamorados diferentes, uno en el que las mujeres regalan a los hombres y otro que los hombres regalan a las mujeres. El más "gastronómico" es el primero, en el que las mujeres regalan chocolate a los hombres y será de diferente "precio" según el tipo de lazo tenga la mujer con el hombre.

Bueno, pues lo primero es lo primero así que es un buen día para regalar bombones a tu pareja. El chocolate siempre es buen acompañante del amor y qué mejor que regalar un beso junto a una caja de bombones.

Pasando de otras tradiciones que nos quedan lejanas podemos optar por otros regalos gastronómicos. Como por ejemplo acercarnos a la librería más cercana y ver las últimas novedades en libros de recetas. La cosa no es hacer alguna receta, si no comprar alguno de los nuevos títulos que pueda haber. Eso sí, siempre que nuestra pareja sea un o una cocinillas, porque si no le gusta cocinar seguramente no sea buen regalo.

Seguimos por los que les gusta cocinar. Para estos se abre un panorama lleno de posibilidades. Aunque siempre dependiendo de nuestro nivel adquisitivo, pero podemos optar por regalar algún utensilio que eche de menos en sus elaboraciones. Eso sí, siempre trataremos de que no sean un juego de sartenes o similares, que esas cosas tienen poco glamour. Pero por ejemplo un sifón para hacer espumas, un robot de cocina, un soplete para quemar postres u otras elaboraciones, etc.

Ahora bien, para los que no les guste cocinar podemos optar por otros detalles. Y ahora pensando en la típica y tradicional cena del día de los enamorados, podemos organizar una velada romántica, tanto en casa como en un restaurante. Lo primero promete mucho si sabes cocinar, si no sabes cocinar, ni te lo pienses, opta por lo segundo. En tu ciudad seguro que existen ofertas y menús especiales para esta noche.

Más detalles, porque para mi realmente el día de San Valentín es un día para detalles, podemos llenarlo de pequeñas cosas durante el día. Regalar golosinas con forma de corazón o besos. Regalar un desayuno, regalar un cóctel por la noche, regalar la comida que más le guste.

Por último, si no le gusta cocinar pero siente ganas, o si le gusta y quiere perfeccionar algo, también existen muchos talleres y cursos de cocina que podemos regalar. No necesariamente para ese día, pero tal vez podamos hacer un cheque regalo para otro día.

Sea como sea, recordad que el día de San Valentín lo más importante es estar en pareja, y por supuesto disfrutar de la gastronomía, si así nos gusta hacerlo.

powered byDisqus