Cómo cocinar la quínoa

Aprende cómo preparar este cereal andino, para que quede tierno y graneado y así puedas aprovechar sus múltiples propiedades nutritivas.

La quínoa se ha masificado en el último tiempo alrededor del mundo, por varias razones, primero por su alto contenido en proteínas (además de hierro, magnesio y mucha fibra), segundo porque es muy versátil y se puede comer con una gran variedad de alimentos (vegetales, carnes, etc), reemplazando a las pastas y el arroz. Y además, por su delicada textura, que la hace un plato liviano.

Lo malo es que muchas veces si no calculamos el tiempo o cantidad de agua justa, la quínoa puede quedar pegada como una mazamorra. Pero como todo tiene una técnica o un secreto en este post les contamos los consejos de The Kitchn para preparar una quínoa rápida, sabrosa, esponjosa y graneada.

Lo que hay que saber:

  • ¿Cuánto rinde una taza de quínoa (en grano)? Con una taza obtendrás tres tazas de quínoa preparada.
  • ¿Cuánto líquido se necesita para cocinar la quínoa? Para una taza de quínoa, necesitas 2 tazas de líquido.
  • ¿Cuánto demora en cocinarse? Una taza de quínoa estará lista en unos 20  minutos.
  • ¿Cómo hacer la quínoa menos amarga? Hay que lavar los granos varias veces, hasta que salga toda esa espuma provocada por la saponina, la sustancia que aporta el amargor. Luego de lavar la quínoa, pásala por un colador fino
  • ¿Cómo hacer para que la quínoa quede más sabrosa? Puedes cocinarla en un caldo de vegetales o en un caldo de pollo. También puedes añadir 1/4 de cucharadita de sal por cada taza de quínoa, y otras especies o hierbas aromáticas al momento de cocinar (ajo machacado, romero fresco, pimiento negra, etc).

Preparación:

Este método sirve para todos los tipos de quínoa, blanca (la más común), roja o negra. Primero, mide una taza de quínoa y colócala en un colador fino. Luego ponla bajo la llave de agua fría para lavarla (esto ayudará a sacar la saponina del grano, y que no quede amarga). Revuelve con tu mano y lávala durante dos minutos. Luego deja que escurra el agua.

En un sartén, pon un poco de aceite de oliva a calentar y tuesta la quínoa lavada por un minuto o hasta que se evapore el agua. Añade el agua hirviendo o caldo (2 tazas) y sal y deja que hierva. Baja el fuego al mínimo y cocina tapado por 15 minutos. Remueve la olla del quemador y deja reposar la quínoa cinco minutos. Luego separa y revuelve suavemente con el tenedor y ya está lista para servir.

powered byDisqus