Alcachofas fritas

Una forma muy sencilla de cocinar y de comer unas ricas alcachofas.

Tanto de guarnición como de entrante, hay que decir que las alcachofas fritas son unos de mis caprichos favoritos. Solo hay una persona a la que le gustan más creo, y es a mi mujer. Las alcachofas fritas las conocí en un viaje que hice en Navarra. Desde entonces intento prepararlas de vez en cuando, tal vez no tan a menudo como me gustaría.

El caso es que esta receta nos puede servir como un aperitivo también. Un snack para tomar junto con una cerveza fresquita. Con vino no, porque según cuentan comer alcachofas da sensación de dulzor al tomar vino a la vez.

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

Cómo hacer alcachofas fritas

Bien, las alcachofas fritas se preparan muy rápido. Lo único más tedioso es tener que limpiarlas. Las cortaremos, si el tallo es gordo lo podemos pelar como hasta 3 o 4 centímetros. Después cortaremos todas las hojas duras y nos quedaremos con la parte más carnosa.

Cortamos en láminas más o menos finas y las vamos friendo a medida que las vamos limpiando. Ya que si no se pondrán negras en seguida. Y al freírlas eliminamos esa opción.

Después las iremos retirando, cuando ya estén doradas, y las ponemos sobre un papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Ponemos un poco de sal y servimos.

Consejos y sugerencias

También podemos rebozar con harina las alcachofas antes de freírlas. Quedan como más crujientes pero la verdad que para mi es algo innecesario totalmente.

powered byDisqus