Croquetas de pescado. Receta

Una receta de croquetas de pescado aprovechando las sobras de la pescadilla asada que hicimos hace unos días. La mejor forma de aprovechar un pescado.

Qué agradecidas que son las croquetas. Se pueden hacer de todo tipo, las he comido de foie, de queso azul, de queso manchego, de pescado (merluza, bacalao, rape), de jamón, de chorizo, de boletus, etc. Las hay de mil y un tipos. Y lo mejor de todo es que se pueden aprovechar muchas sobras, como por ejemplo el pollo asado o la pescadilla de hace unos días..

Las croquetas, además, es una receta de abuela de toda la vida. No hay mejores que las que ellas hacen. Han pulido la técnica durante toda su vida y les salen genial. Tanto en cremosidad, como el empanado. Por no decir la forma perfecta que tienen.

Tiempo de elaboración | 4 horas
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 80 g de mantequilla
  • 80 g de harina
  • 600 ml de leche
  • 150 g de pescado cocido o asado
  • Sal

Además necesitaremos

  • Harina
  • Pan rallado
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva

Cómo hacer croquetas de pescado

Empezaremos haciendo la masa de las croquetas. No es más que una bechamel más espesa, de ahí la proporción de harina/leche. Empezaremos derritiendo la mantequilla y dorando la harina.

Cuando se haya formado el roux, un masa dorada de harina y mantequilla, añadiremos el pescado y la leche poco a poco, mezclamos y seguimos añadiendo leche. Así hasta que la masa quede espesa. Tened en cuenta que espesará más cuando se enfríe. Sazonamos la mezcla y dejamos cocer un minuto más.

Una vez fría podremos moldear las croquetas. Hay quien las bolea, hay quien las hace una a una. Sea como sea después las pasamos por harina, huevo y pan rallado. En este orden.

Las freímos en abundante aceite caliente. Damos la vuelta para que queden doradas por los dos lados y retiramos sobre un papel para que absorba el papel el sobrante del aceite.

Consejos y sugerencias

Un consejo para que no se formen grumos de harina mientras vamos añadiendo la leche en la receta de croquetas es añadir esta caliente. La podemos tener hirviendo en un cazo a parte e irla añadiendo poco a poco. En otras circunstancias podríamos pasar la mezcla por un chino pero si lo hacemos en este caso quitaremos el pescado.

Por otro lado, para hacerlas mejor, podemos formar y empanar las croquetas y después congelarlas. Freírlas congeladas nos da seguridad de que quedarán bien hechas y no se desharán.

powered byDisqus