Temporada de Higos

Propiedades nutricionales de los Higos. Sus diferencias con las breves y algunas curiosidades.

Reconozco que no soy un gran apasionado de los Higos, de hecho debo deciros que soy más de brevas. Y de hecho, ya que estoy con confesiones, debo decir que como más me gustan los higos y las brevas son utilizados en recetas. Los higos son una fruta de ahora, su temporada en España va desde el mes de julio hasta el mes de septiembre, así que hay que aprovechar para comerlos y para cocinar con ellos.

De Brevas a Higos

El higo es el fruto de la Higuera, aunque los especialistas en botánica nunca dirían que es un fruto, si no una infrutescencia, que viene a ser un conjunto de frutos. ¿Y las Brevas? Pues también, solo que son el primer fruto de algunas higueras afortunadas que dan dos cosechas.

En el caso de las Brevas, ya que son las primeras, diremos que son geniales. Son Higos que han crecido lentamente durant el invierno o incluso que no crecieron del todo en septiembre y se quedaron aletargados en las ramas durante el invierno. Después han madurado más de lo que maduran los higos normales, de ahí su aspecto oscuro y a veces agrietado. Pero también son, incluso, más dulces que los propios higos.

Los higos son más pequeños las brevas, son de color verde, en el interior se encuentra la carne que es lo que se come con muchas pequeñas pepitas. Su formación viene de la propia flor de la higuera. Sí, flor. La flor está dentro, esta forma las pepitas rodeadas por carne, muchas de estas forman lo que conocemos como fruto, pero realmente no es una fruta al uso por estas razones.

Propiedades nutricionales de los higos

Los higos son realmente unos "frutos" muy buenos para el aparato digestivo dado que contienen una sustancia que se llama cradina y que actúa como fermento digestivo, además tiene mucha fibra lo que favorece el transito intestinal.

Es rico en ácidos orgánicos como el ácido cítrico, málico y acético, tambien en sales minerales como el potasio, magnesio y calcio, y vitaminas A, B1, B2, B3 y C.

Su dulzor viene de la composición en hidratos de carbono de azúcares como son la sacarosa, la glucosa y la fructosa. Pero eso sí, siempre hay que comerlos maduros, los verdes resultan indigestos.

De estos nutrientes se derivan sus principales funciones. Por un lado tienen una propiedad expectorante, nos limpia los pulmones de exceso de mucosidad. Tanto los frutos como las hojas. Por otro lado y gracias a la cradina tiene un poder de laxante cuando estamos con problemas de estreñimiento.

En Sabrosía Mermelada de Higos

powered byDisqus