Receta de focaccia con tomates secos y tomillo

La palabra focaccia quiere decir "pan cocido directamente en el fogón", de hecho deriva directamente del latín focus que hace referencia directamente al sitio.

La palabra focaccia quiere decir "pan cocido directamente en el fogón", de hecho deriva directamente del latín focus que hace referencia directamente al sitio. La focaccia se puede hacer con cualquier tipo de masa de pizza que conozcais, pero con el secreto - no tan secreto - de dejar subir la masa hasta 3 veces su tamaño y después hacerle unos hoyos para que atrape en el aceite de oliva mientras está en el horno.

Focaccias hay de muchos tipos como os he dicho antes, pero no solo en cuanto al tipo de masa si no que las hay más o menos gruesas o finas, más o menos crujientes o blandas y redondas o cuadras. Aquí dependerá de vuestro gusto después de probar diferentes modalidades. Hoy va una receta de focaccia con tomates secos y tomillo, que espero os guste tanto como a mi.

Tiempo de elaboración | 3 horas
Dificultad | Media
Personas | 6-8

Ingredientes

  • 325 g de harina de media fuerza
  • 5 g de levadura de panadería instantánea o 15 g de levadura de panadería fresca
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 200 ml de agua tibia
  • 100 g de tomates cherry secos
  • Ramitas de tomillo fresco
  • Sal

Cómo hacer focaccia casera

En un bol ponemos la harina y hacemos un hueco en el centro donde añadiremos la levadura fresca desmenuzada o bien directamente la levadura instantánea (granulada de color marrón claro). Añadimos 25 ml de aceite de oliva a la harina y el agua. Mezclamos bien.

La masa saldrá blanda por lo que no tengáis miedo de que se os pegue en las manos. Si tenéis una amasadora mucho mejor ya que este tipo de masas son complicadas si no tenéis conocimientos de panadería. Amasaríamos unos 5 a 10 minutos, y como digo la masa queda muy blanda, elástica y pegajosa. Dejamos reposar hasta que doble su tamaño.

Después volvemos a trabajar la masa para que vuela a su tamaño original. Formamos una bola y la ponemos en un molde redondo o bien le damos forma cuadrada. Dejamos subir la masa hasta 3 veces su tamaño.

Introducimos los dedos en la masa con el fin de dejar unos hoyos por toda la masa. Después la rociamos con el resto del aceite y ponemos los tomatitos secos y un poco de tomillo por encima. Dejamos reposar de nuevo la masa unos 30 minutos.

Ahora introduciremos a 200 ºC en el horno precalentado y horneamos hasta que esté dorada. Entre 15 y 20 minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla.

Consejos y sugerencias

Las focaccias se pueden hacer de cualquier cosa que se os ocurra. Pero recordad que no tienen nada que ver con las pizzas, la masa se parece pero no es igual. Os aconsejo que las hagáis para rellenar. En ese caso se hacen más gorditas si cabe, se cortan por la mitad como un sándwich y se rellanan de lo que queráis.

powered byDisqus