Cinco películas para disfrutar de la gastronomía

Si juntamos dos grandes artes como es el cine y la gastronomía solo pueden salir grandes productos. De ahí que hayamos decido traeros la siguiente selección.

Si juntamos dos grandes artes como es el cine y la gastronomía solo pueden salir grandes productos. De ahí que hayamos decido traeros una selección de cinco películas para disfrutar de la gastronomía.

Los géneros son muy dispares. Se puede analizar la vida de personajes famosos que han formado a generaciones de personas interesadas por aprender cocina, hay películas infantiles o no tan infantiles. También hay dramas, comedias o películas románticas.

Sea como sea, lo suyo es hacer unas palomitas de maíz, sentarse en el sillón de casa y poner cualquiera de estas películas.

Soul´s Kitchen

Soul´s Kitchen es una película para pasar un buen rato, llena de humor y que os hará despertar alguna que otra sonrisa a pesar de que sea una película Alemana. Digo esto, porque son más conocidas películas dramáticas de aquel país que otras.

En esta película nos situaremos en un restaurante que recibe el nombre de la película y está regentado por Zinos. El restaurante está en crisis, tiene muchas deudas y por si no fuera poco la novia de Zinos decide irse a trabajar a China, y además el cocinero que tiene espanta a los clientes. Para terminar de sumar problemas, sanidad obliga a Zinos a invertir dinero, que no tiene, en una reforma del local o si no se lo cerrarán.

Para que os hagáis una idea es un restaurante de los lios. Pasa de ser una hamburguesería cutre, a un restaurante de diseño con un peculiar cocinero a terminar siendo un pub de moda. Todo esto con un hermano ladrón de por medio y un amigo que le quiere estafar y quedarse con el local para venderlo a una inmobiliaria.

Deliciosa Marta

Para los que habéis visto “Sin Reservas”, y os gustó, un film donde Catherine Zeta Jones es la protagonista, seguro que os va a gustar mucho más Deliciosa Martha, puesto que es un remake que destroza esta versión original , mucho más fina y mucho más “deliciosa”.

En esta película nos encontramos en un restaurante de Hamburgo donde la forma de ser de los cocineros es la que toma protagonismo. Martha es una cocinera apasionada por su profesión y además lo demuestra siendo recta y muy meticulosa en todo lo que hace dentro de la cocina. Vive para trabajar, es su única pasión.

Por otro lado aparece un extrovertido y caótico cocinero italiano que va a tambalear la forma de ver la cocina de Martha. Y además surgirá la sobrina de ocho años de Martha, de la que se tiene que hacer cargo.

Así las cosas os podéis imaginar que surgirán conflictos en su ordenada vida, peleas con su compañero y por su puesto el amor.

Julia y julie

Esta película es especial para muchos bloggers gastronómicos. Yo al menos la siento como tal. Es la historia de cómo un día una mujer decide abrir un blog para hacer en un solo año las 563 recetas del libro de Julia Child.

De esta forma, una historia real, se convierte en blog y después en película. Se cuenta la vida de Julia Child, de cómo una mujer que no sabía cocinar se hizo una de las responsables de que la cocina de Estados Unidos se revolucionara con la cocina francesa de esta mujer.

De todas las películas aquí expuestas esta es la que cuenta con un mejor reparto. Julia Child la protagoniza Meryl Streep y Amy Adams a Julie, la bloguera.

Bon appétit

En Bon appétit vemos varias historias que se entrelazan. Una cocina de uno de los mejores cocineros de Suiza, la ilusión por la formación, la pasión por cocinar, el amor imposible o si no imposible, al menos complicado.

Lo importante de esta película es que podemos disfrutar de la cocina de una forma diferente. Nos acerca a un lado un poco oscuro de los chefs estrella, o al menos como lo quieren plantear en la película.

Y en especial a las ilusiones de un joven cocinero aprendiz que lo quiere ser todo y por el camino se encuentra con un amor.

Ratatouille

Y no quería dejar de recomendar esta película, aunque sea de dibujos. Aquí vemos un poco de todo. Una especie de parodia de la vida real de un afamado restaurante que cae en desgracia porque su Chef muere.

Así, todo se ve complicado porque de repente aparece en escena un joven cocinero que resulta ser el hijo de ese chef, y él no lo sabe. Un ratón con grandes virtudes en la cocina. Y el malo de la película, un pequeño chef con muy mal humor y mucho ego que quiere convertir la fama del restaurante en una marca de dudosa calidad. Y además, el ingrediente picante de un crítico gastronómico despiadado.

Una película para pasar un rato, ver solos o con los peques de casa si que es tenéis. Pero sobre todo, para divertirse con intrigas, amores, crisis, ratones y mucho más.

Seguramente hay otras muchas películas con las que pasar un buen rato y a la vez disfrutar de la gastronomía, ¿a vosotros cuál os gusta?

powered byDisqus