Cinco maneras de preparar las ostras

Aunque frescas y con limón ya son un manjar de los dioses, hay varias formas de comer y preparar las ostras. Acá proponemos algunas para los más innovadores.

Con vinagretas, fritas, con tabasco, gratinadas, frescas, al horno o a la parrilla, hay mil formas de comer ostras. Acá te proponemos cinco recetas para probar las ostras de una manera diferente.

1- La gran chef argentina Narda Lepes, en su libro “Comer y pasarla bien”, comparte una receta para comer las ostras con una especial salsa de tabasco. Aquí la idea es servir las ostras frías y frescas con una cucharadita del aderezo hecho en base a jugo de limón, salsa de tabasco, sal en escamas y ½ tacita de vinagre de jerez, más una pizca de azúcar y chalotas finamente picadas.

2- En Nueva Orleans, Estados Unidos, son famosos por sus ostras, camarones y langostas que provienen de la Bahía de Lousiana. En esta región predomina la cocina cajun creole, una mezcla de influencias francesas, africanas y americanas, que tiene varias recetas para comer estos bivalvos. Destacamos las ostras fritas (apanadas en harina de maíz y leche) y que se comencon salsa tártara. Una de las variantes más famosas es el sandwich Po’ boy (chico pobre), en base a ostras fritas con un toque de picante, mayonesa, pickles, lechuga y tomate.

3- Las Ostras Rockefeller son otra receta célebre inventada en Estados Unidos. Aquí primero se le da un hervor a las ostras y luego se las pone en sus conchas para agregarles una mezcla de espinacas, tocino, migas de pan, chalotas y perejil. Una vez listas se llevan al horno y se sirven calientes.

4- Una receta francesa clásica para acompañar las ostras es la vinagreta Mignonette. Se prepara a base de vinagre de vino, chalotas picadas y granos de pimienta negra recién molida. Una cucharadita para cada ostra, junto a un toque de limón. Dicen que queda mejor si la vinagreta se hace con tiempo. También se puede innovar en los tipos de pimienta o con el tipo de vinagre.

5-  También de origen francés, pero de la región costera de Arcachon es la receta de las ostras gratinadas al horno. Aquí se hace una mezcla de mantequilla y perejil que se pone en las ostras ya abiertas y se les agrega queso gruyere y migas de pan rallado. Luego se lleva al horno por unos minutos. Otra versión es hacer una salsa bechamel, agregarla a las ostras y luego rallar gueso gruyere encima para gratinar 4 a 5 minutos en el horno.

 

 

 

 

powered byDisqus